×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
7 mar. 2023
Tiempo de lectura
6 minutos
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Stella McCartney y Sacai desbordan energía en París, Zimmermann y Dundas apuestan por el romanticismo

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
7 mar. 2023

Dos hilos conductores caracterizaron la octava jornada de los desfiles de prêt-à-porter femenino en París. Por un lado, un vestuario para el día a día lleno de energía, como vimos en las colecciones para el otoño-invierno 2023/24 de Stella McCartney y Sacai. Por otro, un toque más romántico de la mano de Zimmermann y Dundas, donde las chicas jugaban a ser marineras sexys.


La amazona de Stella McCartney


 

Stella Mccartney, otoño-invierno 2023/24 - © ImaxTree


Stella McCartney nos sumerge en el mundo ecuestre y lo hace como siempre, a su manera, colocando al animal en el centro de la escena. Siete magníficos caballos españoles, guiados con dulzura y complicidad por Jean-François Pignon, pionero de la doma en libertad, trotan, giran, se ponen a dos patas e incluso ruedan por el suelo del picadero de la École Militaire, junto a las modelos.
 
El desfile se abre con una serie de prendas cortadas en tweed y grandes cuadros escoceses. Logrando un look que es a la vez sobrio y desenfadado. El chaleco del traje de tres piezas funciona como top, los paneles de la falda se abren y la chaqueta se combina con un par de botas hasta el muslo; un abrigo sin mangas se transforma en un vestido palabra de honor que combina muy bien con una chaqueta de montar; una chaqueta con bolsillos tipo parche se detiene justo debajo del pecho dejando el ombligo al descubierto. Desde los pantalones de pinzas anchos hasta los maxi abrigos que acarician el suelo, todo son propuestas fáciles y cómodas.

La diseñadora, que siempre ha abogado por una ética ecológica, deja de lado los clásicos atuendos ecuestres para dar protagonismo al animal. El caballo se alza sobre suéteres de jacquard, en vestidos, camisetas y faldas de punto. Su rostro sirve de escudo o se imprime en formato XXL en polos en formato maxi que se llevan como minivestidos. Aquí y allá aparecen furtivamente chalecos y chaquetas de húsar.
 
Por último, abrigos y chaquetas forrados de piel, y cómodas prendas de lana peinada, reproducen el manto blanco moteado de algunos caballos, mientras que un traje se corta a partir de una manta de silla de montar acolchada. Estas prendas, al igual que las botas altas y algunos bolsos, están fabricados con materiales alternativos al cuero elaborados a partir de setas, manzanas, uvas de vino, etc.

"Mi madre y mi padre montan a diario. Todos somos jinetes en la familia. La vida en armonía con la naturaleza y los animales... Ahí es donde empezó todo y donde nació Stella McCartney. Esta colección se centra en el tema ecuestre, los caballos, la relación de confianza que se establece entre los humanos y los animales. Quería mostrar esta relación con un animal salvaje, es mágica, es un regalo de la naturaleza. Quería celebrar esta relación de confianza", explicó Stella McCartney al final del desfile, recordando su compromiso.

"Con mi marca, no queremos matar a ningún animal, queremos salvar el planeta", repitió.


El clásico reinventado de Sacai




Sacai, otoño-invierno 2023/24 - © ImaxTree


Sacai reinterpreta los clásicos con la tijera y el resultado es impresionantemente moderno. Las típicas telas de lana negra, el paño de banquero y la franela gris se cortan en grandes secciones rectangulares y se vuelven a ensamblar para confeccionar abrigos largos, faldas y maxivestidos de líneas sencillas y ultraelegantes. Estos tejidos típicamente masculinos se mezclan en ocasiones con otros materiales, como en la emblemática camisa blanca, donde el cuello, los hombros y la manga se sustituyen por tul transparente.
 
Los trajes de falda son dinámicos en diseño. Chitose Abe vuelve a convertirse en una costurera virtuosa, superponiendo una y otra vez el mismo tejido horizontalmente o doblándolo en vertical para conseguir un efecto milhojas. El mismo proceso se utiliza para las blusas blancas, que parecen tener volantes gracias a las múltiples capas. Los pliegues amplios reinventan las gabardinas bicolores, mientras que en otras partes se añaden finas aberturas en los pliegues de las faldas, como los cortes de bisturí de los cuadros del pintor Lucio Fontana.
 
Los conjuntos de tweed se estrechan, se estiran, se deshilachan y se adornan con flecos. Otra idea original es que la diseñadora japonesa añade a algunos vestidos largos tirantes exteriores. Sujetos al hombro, levantan la prenda por un lado para acentuar las aberturas. También fija un bolso en forma de bolsillo extraíble. La diseñadora cose un fino hilo blanco sobre faldas plisadas, chaquetas negras y abrigos, como si trazara las costuras de las prendas con tiza. Pero luego deja que los hilos se estiren y floten en el aire como los trazos imperceptibles y fluctuantes de una prenda inacabada.


La marinera de Dundas


 

Dundas, otoño-invierno 2023/24 - © ImaxTree


De vuelta a las pasarelas parisinas, de las que llevaba ausente desde julio de 2019, Peter Dundas quiso hacer las cosas a lo grande y decidió desfilar bajo los paneles de la Ópera Garnier. Para crear su colección, el diseñador volvió a sus orígenes noruegos y a sus recuerdos de infancia en el océano Atlántico, con su familia trabajando en la mar. Imaginó el vestuario de un capitán de alta mar.
 
Las modelos desfilan bañadas por una luz roja, con gorros en la cabeza, portando pesadas capas de lana azul noche con martingalas, botones dorados y solapas rojas, capas largas o chaquetones. El maxiabrigo es una de las prendas más destacadas de la colección, disponible en blanco, amarillo o gris, en vinilo o con cuello de piel y botonadura Brandenburg o de piel. Este registro marinero también incluye suéteres de canalé con grandes cremalleras y los clásicos pantalones marineros en distintos materiales, mientras que nudos y cordones en tonos dorados decoran algunos vestidos.
 
El diseñador no olvida los minivestidos fluctuantes que siempre han sido su seña de identidad. En gasa impalpable, en terciopelo devoré o en seda estampada con motivos celtas. Para la noche, los trajes se alargan y se abren en la espalda, bajando tanto que dejan ver ropa interior muy sexy.


Encaje a raudales en Zimmermann




Zimmermann, otoño-invierno 2023/24 - © ImaxTree

 
Zimmermann oscila entre el pasado y el presente. La casa de moda australiana desfiló el lunes por segunda vez en París, en el Petit Palais. Con sus mosaicos de aire antiguo y su fila de columnas, el edificio de 1900, de estilo barroco, es el escenario ideal para esta colección romántica, en la que los vestidos de época ocupan un lugar protagonista, extendiéndose hasta el tobillo en corola. Bordados con encaje en relieve o devoré, o confeccionados en guipur, recuerdan a las bonitos tapetes de antaño.
 
El encaje, la auténtica pasión de la diseñadora australiana Nicky Zimmermann, está por todas partes. Alarga una túnica de lino, trepa en forma de flores por las mangas abullonadas de una blusa, se aplica en volutas 3D sobre tul de vestidos y tops. Este estilo de época se refuerza con estampados inspirados en pinturas renacentistas o impresionistas. Vestidos, corpiños y mangas con enormes volantes, además de chaquetas y abrigos con lazada de satén color crema completan este vestuario para ocasiones especiales.
 
Al mismo tiempo, la mujer que imagina Zimmermann está firmemente anclada en su tiempo y no duda en cambiar sus preciosos conjuntos por prendas más cotidianas que a veces mezcla entre sí. Como esta chaqueta perfecto que se deslizado sobre un elegante vestido de cóctel o estas blusas de guipur combinadas con jeans o una cazadora vaquera. También se pone monos de piloto de cuero o trajes de cuadros escoceses.
 

Copyright © 2023 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.