×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
29 sept. 2022
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La moda es la sexta industria más contaminante del mundo

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
29 sept. 2022

Un nuevo informe señala a la moda como una de las industrias más contaminantes del mundo y, aunque la buena noticia es que sólo ocupa el sexto lugar de la lista, la mala es que la cantidad de contaminación que genera la industria sigue siendo enorme, a pesar de los esfuerzos por ser más sostenible y respetuosa con el planeta.


Image: Pexels


El estudio, realizado por el grupo londinense de escritores "respetuosos con el clima" The Eco Experts, señala que las industrias más contaminantes en función de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero son la energía, el transporte, la fabricación y la construcción, la agricultura, la venta minorista de alimentos, la moda y la tecnología.
 
El documento citaba a McKinsey & Company diciendo que la industria de la moda emite aproximadamente la misma cantidad de gases de efecto invernadero al año que todas las economías de Francia, Alemania y Reino Unido juntas.

También decía que esto se debe a cinco razones principales. Una de ellas es el uso de materiales baratos, ya que la industria utiliza una gran cantidad de estos materiales junto con tintes tóxicos para crear sus prendas, "lo que la convierte en uno de los mayores contaminantes del agua limpia". El informe culpa al poliéster de gran parte del problema, ya que "se crea con combustibles fósiles y puede arrojar microplásticos al sistema de agua cuando se lava".
 
La dependencia de la industria de confección de ropa en fábricas situadas en países asiáticos, que a menudo funcionan con carbón y gas, es también un gran problema.
 
Asimismo, su elevado consumo de agua es un problema importante, ya que la industria utiliza 93 000 millones de metros cúbicos de agua al año. "Incluso los tejidos naturales pueden ser un problema en la industria del fast fashion", añadió, diciendo que para crear una sola camisa de algodón se necesitan aproximadamente 3000 litros de agua.
 
El transporte es otro problema, ya que el envío de pedidos online contribuye enormemente a las emisiones anuales. Las emisiones combinadas de los servicios de entrega en Estados Unidos, como FedEx, UPS y el Servicio Postal, equivalen aproximadamente a las emisiones anuales de gases de efecto invernadero de 7 millones de coches.
 
Y, por supuesto, los residuos son un problema importante. El fast fashion ha provocado un aumento de la rotación de la ropa y el 85 % de los textiles van a parar a la basura cada año.
 
El grupo insta a que se acelere el alquiler, la reventa y la reparación, algo que también fomentan grandes y pequeños nombres del sector.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.