×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
11 sept. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Fendi celebra el cuarto de siglo del bolso Baguette en un desfile diseñado por Marc Jacobs en Nueva York

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
11 sept. 2022

En caso de duda, colabora. Vivimos en la era de las colaboraciones en el mundo de la moda, y más que nunca en Fendi, donde cuatro diseñadores y una modelo, salieron a saludar de forma conjunta tras el estelar desfile de la casa el viernes por la noche en Nueva York.


Fendi - primavera/verano 2023 - Womenswear - Nueva York - © PixelFormula



Un show que comenzó cuando el diseñador de ropa femenina de la casa, Kim Jones, bajó dramáticamente una enorme cortina beige dentro del Hammerstein Ballroom, revelando un espejo gigante para reflejar una gloriosa colección diseñada por su antiguo compañero, Marc Jacobs.

Un desfile que celebró el 25º aniversario del icónico bolso "Baguette" de Fendi, cuya diseñadora Silvia Fendi se unió a su hija Delfina Delettrez para el saludo final. Antes de que los cuatro diseñadores dieran la bienvenida a la veterana supermodelo y nuevo rostro del Baguette, Linda Evangelista, enfundada en un enorme vestido de tafetán de seda. Con un Baguette bordado en plata en el brazo, Evangelista hacía su primera aparición en la moda en seis años, tras retirarse de la vida pública para recuperarse de una supuesta reacción rara al procedimiento de congelación de grasa conocido como CoolSculpting.

En la pasarela, Jacobs celebró el cuarto de siglo del bolso en la ropa con varias parkas de visón acabadas con bolsillos Baguette de gran tamaño. Una modelo incluso llevó el Baguette como una hombrera de seda turquesa. Los Baguette en miniatura, con las emblemáticas hebillas en forma de "F" invertida, colgaban de minicadenas en faldas de combate y otros fueron reinventados como riñoneras.


Fendi - primavera/verano 2023 - Womenswear - Nueva York - © PixelFormula



Jacobs también incorporó a esta colección múltiples elementos de su obra, desde inspiraciones de tiendas de segunda mano hasta moda irónica. Fabricó sudaderas alargadas de visón acanalado y las combinó con faldas semi transparentes. Además, jugó con el logo de Fendi, terminando con varios gorros de piel y vestidos en columna de seda, con la última modelo envuelta en una estola de piel de diez metros con el logo, arrastrada por el suelo del salón de baile entre grandes aplausos.

En una colección para chicas y chicos, las prendas fetiche de Marc fueron las parkas de piel rasurada, las chaquetas de esquí y las chaquetas bomber, estas últimas emparejadas con mini vestidos de encaje metálico. Todo el ambiente conseguía estar preparado para el combate, pero siendo a la vez enormemente opulento. Como Bella Hadid, ataviada con un enterizo azul turquesa, con la cremallera abierta hasta el ombligo, con una pulsera Baguette y un pañuelo en la cabeza a juego.

En resumen, una astuta e inteligente colaboración que ha ampliado el ADN de Fendi y que hará que esta marca en rápido crecimiento gane aún más adeptos. Jones, después de todo, es el príncipe de la moda, que en su trabajo diario como diseñador de menswear de Dior ha colaborado con gente como Shawn Stussy, el artista KAWS, la institución punk de Los Ángeles Raymond Pettibon y el genial joyero Yoon Ahn. 

"Kim me pidió inicialmente que diseñara una cápsula, pero se convirtió en algo más", explicó un barbudo Jacobs, que ya había trabajado con Jones cuando supervisaban los departamentos de ropa femenina y masculina, respectivamente, de Louis Vuitton.



Fendi - primavera/verano 2023 - Womenswear - Nueva York - © PixelFormula



"Lo intrigante de este proyecto es que conocía muy bien el trabajo de Kim por Vuitton, pero empecé por fijarme en lo que había hecho para Fendi antes de pensar en lo que quería decir sobre la marca", añadió Jacobs, mientras una jauría de paparazzi se peleaban por las fotos en el backstage.

La noche resultó ser una reunión de supermodelos, ya que Kate Moss, Amber Valletta y Christy Turlington se juntaron para tomarse fotos junto a los directivos de LVMH, Sidney Toledano y el director general de Fendi, Serge Brunschwig. Antes de que aparecieran las modelos contemporáneas Kim Kardashian y Winnie Harlow. Jones no es más que un diseñador colegiado, que lució un jersey de rombos con el logo "Mix" cuando salió a saludar.

Varios diseñadores también acudieron a rendir homenaje, desde Zac Posen hasta Tommy Hilfiger, junto con el alcalde Eric Adams, que inauguró la temporada de 141 desfiles con un cóctel en su residencia oficial, Gracie Mansion, el jueves por la noche.

Toda la ciudad parece haber sido tomada por la moda. En el Soho, los trabajadores daban los últimos retoques a un cartel gigante de Fendi Roma. En las marquesinas de los autobuses había vídeos de las marcas que desfilan este fin de semana, sobre todo la nueva cápsula "Cara Loves Karl", que será celebrada el lunes con una fiesta en el último piso de un rascacielos de la catedral de las finanzas de Wall Street de los años 20.

Fendi tampoco se quedó atrás a la hora de celebrar una fiesta, o varias, provocando el atasco de la calle Lafayette, donde organizó una cena, y el pandemónium de la calle Ludlow en su after party en Soho House Lower East Side.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.